¿Cómo elaborar un informe no financiero de éxito?

IDOIA CASTILLO

9 febrero 2021

3 min. lectura

Análisis

Es tan importante definir una estrategia de sostenibilidad con sentido como saber comunicarla de forma coherente, con una narrativa hilada desde el propósito que conecte con las personas.

La información no financiera ha pasado a ser clave para muchos stakeholders internos y externos. La evolución de los marcos tradicionales de reporte, como los Estándares del Global Reporting Initiative, y el surgimiento de regulaciones específicas para las empresas, como la Ley 11/2018 de Información No Financiera y Diversidad, ha convertido al reporting no financiero en un elemento esencial. Es clave para la toma de decisiones a nivel estratégico y relevante para accionistas e inversores, cuyo interés por las empresas sostenibles crece año tras año.

En CANVAS llevamos más de seis años elaborando todo tipo de informes no financieros: informes de sostenibilidad y de RSC, informes integrados, Estados de Información No Financiera… En todo este tiempo hemos podido conocer los retos del reporte no financiero y cómo abordarlos. ¿Quieres conocer nuestros consejos?

1. Definición de los requerimientos o estándares a seguir

Al comienzo de cualquier proceso de reporte no financiero, es importante tener claro qué requerimientos o estándares se van a seguir. No es lo mismo un informe que siga los Estándares GRI en versión esencial o exhaustiva, o un documento que, además, deba cumplir con los requerimientos de la Ley 11/2018. Según los diferentes marcos se podrá ajustar la recogida de información y la exhaustividad del documento.

2. Análisis de materialidad: un ejercicio esencial

La identificación y priorización de los temas relevantes o materiales para la organización y sus grupos de interés es esencial para tener claras las cuestiones a reportar. Conociendo las particularidades de nuestra empresa, su estrategia empresarial y las expectativas de nuestros principales grupos de interés podemos determinar cuáles son los temas estratégicos que incluirá el Informe. Si quieres saber más sobre este proceso, te lo contamos aquí.

3. Organización y gestión clara del proyecto

El reporte no financiero necesita de la colaboración entre las diferentes áreas de la empresa. Porque la información sobre sostenibilidad suele estar repartida entre las diferentes áreas: comunicación, recursos humanos, compras, financiero, servicios generales, medio ambiente, financiero… Es importante definir a los responsables del proyecto y de los datos, y utilizar herramientas que faciliten estos procesos.

4. Conocimiento profundo de la organización y su narrativa

Para que el informe no financiero refleje la creación de valor de la organización, hay que conocerla internamente, manejar su narrativa y saber cuáles son sus públicos principales. El Informe se convierte en pieza fundamental de compromiso y propósito, de modo que cualquier stakeholder que lo consulte debe sentir que respira el día a día real de la organización.

5. Comunicación clara, concisa y visual

En muchas ocasiones nos encontramos con grandes cantidades de información. Las diferentes áreas suelen trabajar de forma colaborativa y desean poner en valor los principales logros de la empresa en los diferentes ámbitos. Por ello, resulta esencial la capacidad de sintetizar contenidos y trasladar a formatos visuales los datos más relevantes.

¡Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda si estás en proceso de reportar la información no financiera de tu organización! Si quieres saber más, en este enlace puedes consultar más información sobre los servicios de reporte que ofrecemos en CANVAS y algunos casos de éxito en elaboración de informes no financieros.

IDOIA CASTILLO
Experta en Sostenibilidad e Innovación

Con una experiencia profesional de más de 4 años, Idoia ha evolucionado y crecido personal y profesionalmente al abrigo de...

¿Quieres saber más? ¿Crees que podemos ayudarte a impulsar la sostenibilidad en tu organización? Te escuchamos.