Reporte no financiero tras el COVID-19

Canvas Consultores Canvas Consultores

4 mayo 2020

3 min. lectura

Análisis

En los próximos meses las empresas afrontarán importantes desafíos para adaptarse a la nueva normalidad tras el COVID-19. Uno de estos retos será el de reportar y comunicar su desempeño en un panorama incierto.


Durante las primeras semanas del estado de alarma las empresas pusieron el foco en sus necesidades más urgentes: adaptar los equipos al trabajo remoto y asegurar su viabilidad y estabilidad financiera en el medio plazo.

Ahora que nos encontramos en una etapa de desescalada, las compañías empiezan a pensar en cómo será su nueva normalidad. Es el momento de reflexionar sobre los aprendizajes que ha dejado esta pandemia. Aprendizajes sobre compromiso social, colaboración, solidaridad y resiliencia que nos han ayudado a seguir adelante.

En un contexto incierto como el que se prevé para los próximos meses, las empresas deberán ser capaces de transmitir esos valores, En especial, su capacidad de resiliencia para garantizar la confianza de sus grupos de interés clave como sus clientes y accionistas. Para ello, desde Sustainable Brands, se plantean cómo deberá adaptarse el reporte no financiero para responder a las nuevas necesidades.  

 

Medir y comunicar la creación de valor

La incertidumbre generada por el COVID-19 provoca que más que nunca la sociedad necesite información clara y contundente que demuestre la contribución de las organizaciones al bienestar social ante la pandemia.

En este sentido, las empresas deberán demostrar que durante la pandemia fueron parte de la solución. La adaptación de productos y servicios, la contribución social o la protección del empleo son solo algunas de las acciones que serán clave comunicar en el próximo ciclo de reporte. Los informes no financieros tendrán que reflejar la capacidad de las empresas de crear valor compartido y contribuir a un futuro más resiliente que incluya a todos los grupos de interés.

 

Simplificar el reporte y explorar nuevos formatos

En los próximos años, los públicos querrán acceder de forma rápida y sencilla a la información no financiera de las compañías. Para facilitar la accesibilidad de la información, las empresas pueden optar por modelos de reporte online como las webs o la comunicación vía redes sociales.

La ciudadanía solicita cada vez más información sobre el impacto de las empresas en las comunidades y en el planeta. Aun así, los informes anuales de las compañías, suelen ser más leídos por parte de los accionistas que buscan en estos documentos tener una visión global del desempeño económico, social y ambiental de las compañías.

De cara al próximo ciclo de reporte las empresas deben buscar nuevas formas de simplificar las memorias para llegar a los accionistas. Además de innovar en historias y formatos que respondan a las necesidades de los otros grupos de interés.

Aunque todavía estamos inmersos en esta pandemia, no debemos olvidar la importancia de comunicar lo que está ocurriendo en las empresas durante estos tiempos difíciles. La forma en la que trabajamos y hacemos negocio está cambiando y el reporte no financiero también deberá adaptarse a esa nueva realidad. Pero la esencia de la rendición de cuentas seguirá siendo la misma: transparencia, autenticidad y responsabilidad.

Continúa leyendo sobre el tema en esta lectura recomendada.

 


ESPECIAL CANVAS COVID-19

¿Quieres compartirnos tu buena práctica? ¿Crees que podemos ayudarte a darle forma a una idea en tu organización? Te escuchamos en hola@canvasconsultores.com

¿Quieres saber más? ¿Crees que podemos ayudarte a impulsar la sostenibilidad en tu organización? Te escuchamos.