Propósito empresarial y sostenibilidad, una ecuación positiva

ISABEL LÓPEZ TRIANA

9 mayo 2017

3 min. lectura

Análisis

Si pensamos qué mundo crearemos en los próximos 10 años, además de reflexionar sobre  lo que estamos haciendo hoy, la cuestión nos lleva a analizar cómo lo estamos haciendo.

Muchos movimientos y personas buscan generar cambios y sensibilizar tanto a las personas como a las organizaciones sobre ello. El movimiento Sustainable Brands es un ejemplo, así como el encuentro que han impulsado en Madrid esta semana bajo el nombre de Activating Purpose, en la búsqueda de un diálogo sobre la forma en que entendemos el mundo y los negocios desde una perspectiva de sostenibilidad.

¿Puede el propósito empresarial ayudar a ser más sostenibles? Y, si es así, ¿cómo se integra en la gestión empresarial? Ante esta pregunta hay abiertos muchos debates interesantes. Y en el mar de fondo la cuestión esencial: ¿Por qué existes como organización, más allá de los resultados económicos y beneficios?

Autoconfianza y sentido

Sorprende ver que muchas personas, cuando se les pregunta por su propósito en la vida, no saben qué responder. Según Teresa Ribera, directora del Instituto para el Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI), esto revela la necesidad de recuperar la propia confianza en nosotros mismos y en nuestra habilidad para generar cosas con significado.

Todos necesitamos definir nuestro propósito y nuestro interés en ello para asumir nuestra propia responsabilidad con el mundo en el que vivimos y el entorno en el que impactamos. La prosperidad desde la perspectiva empresarial “debe pasar por la capacidad de dejarse poner a prueba por los clientes, ciudadanos y sus trabajadores y aceptar que lo que hacen tiene capacidad para cambiar sus vidas», aseguraba.

Exigencias y necesidades

Las compañías deben asegurar que transforman la realidad desde sus operaciones cotidianas, aseguró José López, ex vicepresidente ejecutivo de Operaciones de Nestlé, como la compra de suministros o el respeto al medio ambiente. Lo peor que le puede suceder a una empresa o a una marca es fingir que ha encontrado un propósito solo para perpetuar el negocio por el beneficio, ha advertido, en referencia al actual contexto de transparencia y acceso a la información.

En #SB17Madrid Owen Rogers, partner de IDEO, mostraba cómo en los 90 años del índice S&P se comprueba que la vida de las empresas es cada vez más efímera. Esto se relaciona con que las personas buscan otras cosas. La excelencia operacional ya no es suficiente, las exigencias aumentan, y se requiere que las marcas entiendan las necesidades de la gente.

El propósito lleva a pensar más allá de los resultados financieros. Hay muchos cambios en ese sentido. Hoy, por ejemplo, los inversores tienen menos confianza para invertir. En términos de sostenibilidad no solo buscan bonos verdes, sino también entender todas las condiciones para asegurar inversiones y negocios seguros.

Fuerza de cohesión

En el contexto español se identifica una necesidad de generar más debates y discusiones sobre el propósito, sobre temas que impactan en la sostenibilidad ambiental y social, así como en la integridad de las personas en todos los ámbitos.

El experto en liderazgo John Izzo brindó algunas claves para avanzar en la definición del propósito. Primero hay que dejar hablar a las personas sobre sus propósitos individuales. Solo entonces la conversación sobre el propósito empresarial se vuelve relevante y genera implicación.

En cuanto a los CEOs, remarcó que se logra una mejor comprensión de este enfoque si se plantea en torno a cuál será su “legado” para las futuras generaciones, más que hablar de objetivos y metas.

Una de las ponencias de Sustainable Brands sobre el propósito. Fuente: Fotografía de Canvas Estrategias Sostenibles
Nuevos modelos

Más ponencias, muchos expertos y más inspiraciones en Sustainable Brands. Uno de los grandes retos que vemos desde CANVAS es el de expandir los modelos de negocio desde la mirada del propósito, del legado que dejamos como personas y como organizaciones.

Nuestro mundo necesita modelos empresariales que deben ser exponencialmente más sociales, inclinados, integrados y circulares, como se analiza en el artículo recientemente publicado de Harvard Business Review. Aseguran que salvar al planeta del desastre ecológico es una oportunidad que puede generar 12 billones de dólares… ¿A qué esperamos?

ISABEL LÓPEZ TRIANA
Cofundadora y Directora General

Isabel tiene una amplia trayectoria de más de 20 años dedicada a la consultoría en reputación corporativa y sostenibilidad

¿Quieres saber más? ¿Crees que podemos ayudarte a impulsar la sostenibilidad en tu organización? Te escuchamos.