¡Tiempo! Es momento de actuar por los ODS

IDOIA CASTILLO

28 febrero 2019

4 min. lectura

Análisis
Si bien el compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) está cada vez más incorporado en las organizaciones, se calcula que menos del 10% miden su aportación concreta a la Agenda 2030. Es el momento de activar proyectos que nos permitan evaluar el impacto específico para dar respuesta a estos grandes retos globales.

Según una encuesta del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD) un 88% de las compañías a nivel mundial están alineadas de alguna forma con los ODS. A nivel de países, España ocupa el puesto 25 de los 156 países que conforman el ranking internacional de contribución y progreso con respecto a los ODS, elaborado por la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible (Sustainable Development Solutions Network SDSN) de la ONU en el informe 2018 SDG Index and Dashboards report.

Pero por el contrario, menos del 10 % miden su aportación concreta a los objetivos de la Agenda 2030. Este dato deja entrever un nuevo reto: ¿cómo enfocar nuestras acciones responsables para que tengan un impacto positivo visible y medible en la sociedad y en el entorno?

Sobre esta cuestión reflexionó nuestra socia fundadora Claudina Caramuti durante la jornada de presentación del Anuario Corresponsables 2019.

¿Cómo pasar a la acción?

Los ODS son un marco clave para integrar la sostenibilidad y el reto a nivel empresarial es cómo enfocar nuestras acciones responsables para que tengan un impacto positivo real y medible en la sociedad y en el entorno. Cómo alinear el propio negocio y forma de hacer para pasar del compromiso con los ODS a la acción. Desde CANVAS consideramos fundamental llevar a cabo un proceso que aporte sentido dentro de las organizaciones, que implique a las personas y permita medirlo.

 
1. Priorizar los ODS de impacto directo

El primer paso es la priorización de los objetivos en los que la empresa tiene un impacto más directo, ya sea debido a su actividad o a los compromisos sostenibles que ha adquirido. Identificar los ODS prioritarios permite focalizar los esfuerzos de la organización hacia la contribución a esas metas, lo que supone multiplicar el impacto y la relevancia de las acciones llevadas a cabo.

Por ejemplo, una empresa de telecomunicaciones cuyo foco estratégico es la Innovación y que selecciona el ODS 9 (Industria e Innovación) como prioritario y de impacto directo. O una empresa de seguros de salud, que por su negocio impacta directamente en el ODS 3 (Salud y Bienestar) además del ODS 13, por su compromiso medioambiental a largo plazo.

2. Identificar KPI de medición

Una vez seleccionados los ODS prioritarios para la organización, es necesario definir cómo se va a medir y evaluar el progreso de la contribución, es decir, identificar indicadores que permitan llevar un control cuantificable del impacto de la organización en los ODS.

A la hora de identificar estos indicadores, es importante tener en cuenta la disponibilidad de la información y la importancia de recoger nuevos datos de forma periódica. De esta forma, integrar en las métricas de sostenibilidad y desempeño el resultado de la contribución de la empresa a los ODS además de establecer objetivos a medio y largo plazo y trazar un plan estratégico.

3. Reportar y sensibilizar

El siguiente paso consiste en reportar ante los grupos de interés los avances en la contribución a los objetivos sostenibles. El propio Pacto Mundial brinda recursos para vincular sus 10 Principios, con los ODS y el marco para elaboración de reportes de sostenibilidad de Global Reporting Initiative.

Mediante el reporte y la comunicación se contribuye a sensibilizar a la sociedad en el desarrollo sostenible y los ODS. Una tarea especialmente importante en España, donde solo un 10,8% de la sociedad conoce o ha oído hablar de la Agenda 2030, según el último Barómetro del CIS.

 

4. Alianzas responsables

Afrontar los retos del siglo XXI requiere un cambio en nuestra forma de entender la economía y no puede quedarse únicamente en la suma de acciones individuales. Es preciso buscar alianzas, trabajar en comunidad, con enfoque glocal, sectorial, porque cuando actuamos juntos podemos abordar con eficacia grandes desafíos.

Las alianzas entre empresas, entidades, agrupaciones, permiten aumentar el impacto de las acciones y generar espacios de creación e innovación sostenible. Un ejemplo reciente es el nuevo clúster que han creado ocho compañías, llamado ‘Closingap’, que se dedicará a investigar sobre las brechas de género en varios ámbitos y cuantificar su impacto económico. Ideas y soluciones para el ODS 5 (Igualdad de Género).

Agenda global, agenda del desarrollo sostenible 

La agenda global hoy ES la agenda del desarrollo sostenible. Los ODS proponen un plan para avanzar hacia una economía mundial mucho más responsable e inclusiva con las personas y con el planeta.

Existen más de 125 millones de empresas en el mundo; es la segunda organización humana más grande después de la familia. Su rol como agentes de cambio es inigualable. Y la responsabilidad de las empresas no es solo declarar su compromiso con la sostenibilidad y con los ODS, sino que es necesario actuar, destinando energías y recursos para contribuir a estas metas globales.

En definitiva, en palabras de Claudina Caramuti, es hora de pasar a la acción por los ODS. “El potencial para aportar valor a las personas y al planeta son enormes”. Por este motivo, las organizaciones “debemos garantizar no dejar a nadie afuera y pensar en el futuro colectivo”.


Fuente de las fotografías: Unsplash.com y Canvas Estrategias Sostenibles.

 

IDOIA CASTILLO
Experta en Sostenibilidad e Innovación

Con una experiencia profesional de más de 4 años, Idoia ha evolucionado y crecido personal y profesionalmente al abrigo de...

¿Quieres saber más? ¿Crees que podemos ayudarte a impulsar la sostenibilidad en tu organización? Te escuchamos.