Avances en la Agenda 2030: impacto de la COVID-19 y próximos retos

CONSTANZA NIETO

14 julio 2020

5 min. lectura

Análisis

Son numerosos los informes publicados durante los últimos meses en materia de desarrollo sostenible. Si algo tienen en común es que todos ellos muestran cómo la pandemia ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de algunos de los retos globales a los que se enfrenta la humanidad.


En un momento en el que el mundo hace frente a una pandemia global, se hace necesario valorar los retos y las oportunidades a los que nos exponemos, con una mirada puesta en el pasado, una reflexión sobre el presente que estamos viviendo y con miras a apostar por un futuro más sostenible y justo. Tal y como afirma el análisis de la Sustainable Development Solutions Network (SDSN) y Bertelsmann Stiftung, «a medida que la comunidad internacional, las organizaciones regionales y los países planifiquen su recuperación post-COVID-19, es importante poner los ODS en el centro de la toma de decisiones».

Los retos más urgentes de la Agenda 2030 tras la COVID-19

La revisión del progreso de los ODS variará completamente tras la pandemia. Como hemos observado durante los últimos meses, se presenta un cambio de paradigma para el futuro del desarrollo sostenible: la COVID-19 tendrá un impacto severo en la mayoría de ODS. Tal como afirma António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, «una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes está amenazando vidas y sustentos, lo que hace más desafiante el logro de los Objetivos».

Las consecuencias de la pandemia a largo plazo siguen siendo inciertas, pero a corto plazo necesitamos focalizar nuestros esfuerzos en el control de la expansión del virus a través de la colaboración, el apoyo entre economías, la ayuda humanitaria, la erradicación de las múltiples formas de violencia y discriminación, entre otros desafíos.

El impacto para cada uno de los ODS será mayoritariamente negativo. Según SDSN y Bertelsmann Stiftung, algunos de los ODS que presentan más riesgos en el corto plazo son el ODS 1, Fin de la pobreza; ODS 2, Hambre cero; ODS 3, Salud y bienestar; ODS 8, Trabajo decente y crecimiento económico y ODS 10, Reducción de las desigualdades. Estas conclusiones coinciden con algunos de los datos que presenta el informe The Sustainable Development Goals Report 2020 de Naciones Unidas, que si bien muestra datos sobre la situación mundial de los retos globales antes de la COVID-19, también aporta información sobre cómo ha afectado la pandemia a cada uno de los ODS: pérdidas de empleo derivadas de la recesión económica, aumento de la tasa de mortalidad a nivel global, incremento de la inseguridad alimentaria, impacto en la salud y la economía de los grupos vulnerables…

Consecuencias de la COVID-19 en algunos de los ODS. Fuente: CANVAS Estrategias Sostenibles a partir de The Sustainable Development Goals Report 2020

De las pocas evidencias que nos muestra la actual situación es que, en el largo plazo, la Agenda 2030 debe estar en el centro de las políticas de recuperación para hacer frente a cambios como el refuerzo de nuestros actuales sistemas de salud y prevención, la apuesta por una economía baja en carbono, y el desarrollo competencias y habilidades orientadas a las nuevas demandas del futuro.

Transformaciones globales que impactarán en los ODS. Fuente: Six Transformations to achieve the Sustainable Development Goals.

¿Cómo avanza el desarrollo sostenible en España?

La nueva edición del informe Sustainable Development Report 2020 vuelve a presentar su SDG Index, un ranking mundial en el que se reporta el avance de los países para cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Aunque ésta no es una herramienta de monitorización oficial ni se recogen los datos de cómo ha impactado la COVID-19 -a pesar de que España ha sido uno de los países más afectados-, la medición de sus indicadores ayuda a entender los esfuerzos nacionales e internacionales para el progreso hacia el desarrollo sostenible y a estandarizar los indicadores que se plantean para cada uno de los ODS.

¿Qué avances y retrocesos ha realizado España durante este último año? Para obtener una visión holística de qué nos queda hacer como país en el avance para el desarrollo sostenible, comparamos los resultados con los de 2019.

De los 166 países que se estudian, España se encuentra en el 22º puesto, con una puntuación de 78,1 puntos de 100 totales, lo que supone una disminución de 0,3 puntos en términos relativos respecto a 2019 y una calificación que se encuentra a 0,8 puntos de media de los países de la OECD.

Respecto a la consecución de la Agenda 2030, el estudio divide el trabajo de los países según el logro conseguido y la tendencia futura de ese logro. Por lo que respecta al trabajo de los países, durante el último año no se ha alcanzado ninguna de las metas propuestas para los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Todavía existen retos por delante para todos ellos, aunque son los ODS 2, Hambre cero y ODS 13, Acción por el clima los que tienen mayores desafíos. Sin embargo, el país ha mejorado respecto a 2019, sobre todo en los ODS 5, Igualdad de género; ODS 9, Industria, innovación e infraestructura; ODS 11, Ciudades y comunidades sostenibles; y ODS 15, Vida de ecosistemas terrestres.

Comparativa del progreso de los ODS en España en 2019 y 2020. Fuente: CANVAS Estrategias Sostenibles a partir de Sustainable Development Report 2020 y Sustainable Development Report 2019

Si se observan las tendencias futuras de los logros, son positivas únicamente para España las tendencias de cuatro de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible: ODS 3, Salud y bienestar; ODS 6, Agua limpia y saneamiento; ODS 8, Trabajo decente y crecimiento económico y ODS 16, Paz, justicia e instituciones sólidas. Por el contrario, el proceso para conseguir su objetivo propuesto para 2030 decrece para el ODS 13, Acción por el clima. Para el resto de ellos, se mejora de forma muy lenta o su consecución está estancada.

Datos muy similares a los que presenta Eurostat en su último informe Sustainable development in the European Union, donde muestra el progreso de los ODS en la Unión Europea desde la constitución de la Agenda 2030. A nivel europeo, se percibe una tendencia positiva para los ODS 16, 3, 1 y 8 (en orden de progreso); mientras que el ODS 5 y 13 son los más perjudicados y los que menos posibilidades tienen de conseguir las metas de las Naciones Unidas. Si se comparan los resultados generales a nivel español con los del año pasado, vemos que la tendencia general empeora. Es decir, España cuenta en 2020 con menos posibilidades de conseguir las metas propuestas por las Naciones Unidas. Concretamente, se ha empeorado en el ODS 4, Educación de calidad, ODS 7, Energía asequible y no contaminante; ODS 13, Acción por el clima; ODS 16, Paz, justicia e instituciones sólidas. En cambio, mejora en la formación de alianzas para el desarrollo sostenible (ODS 17).

Comparativa de la tendencia de los ODS en España en 2019 y 2020. Fuente: CANVAS Estrategias Sostenibles a partir de Sustainable Development Report 2020 y Sustainable Development Report 2019.

La situación de la pandemia de la COVID-19 ha afectado a todo el país, y la tendencia apunta a que lo hará de igual forma a la consecución de los ODS. La Agenda 2030 tiene grandes retos por delante, por lo que tener la mirada puesta en el desarrollo sostenible ayudará a no dejar nadie atrás en el terreno de lo económico, lo social y lo medioambiental.

CONSTANZA NIETO
Experta en Sostenibilidad y Comunicación

Generar conocimiento y oportunidades de formación en materia de sostenibilidad es esencial para sensibilizar e impulsar el desarrollo sostenible dentro...

¿Quieres saber más? ¿Crees que podemos ayudarte a impulsar la sostenibilidad en tu organización? Te escuchamos.